martes, 9 de febrero de 2016

Sube la escalera, baja la escalera

Y es que las escaleras son de lo más socorrido en las clases de matemáticas. ¿Recordáis aquello de "si subes la escalera, que es más difícil divides, y si la bajas que es más fácil multiplicas"?, andábamos con los cambios de unidad en las magnitudes, y lo normal que es que ni supiésemos porque subir era unas veces 10, otras 100, y a veces hasta 1000, pero otro día nos ocuparemos de estas cosas de medida.
Hoy quiero seguir con los enteros, en la línea del último post Mi niño ha empezado con los enteros, y solo quiero presentaros un par de juegos más.
El primero en formato ascensor, podemos construirlo en papel, y acompañar nuestros movimientos arriba y abajo con una pinza o con una pieza. El objetivo de nuevo es que se entienda el orden de los enteros y se vayan introduciendo las operaciones.

Este juego, podemos hacerlo con movimiento sobre las escaleras. El rellano entre pisos será el cero, hacia arriba los positivos, hacia abajo los negativos, y la mamá daría instrucciones de los pisos que hay que subir y bajar. Eso sí, ¡prepárate cuando aparezca un vecino y te mire con cara de que estás loca haciendo a los niños subir y bajar!
El segundo parecido al que presentábamos el otro día, tendremos un único dado. Por ejemplo, salimos de -5, y lanzamos el dado, sale tres, avanzamos y llegamos a la casilla +5:
-5+5=0
Tiramos de nuevo, y sale dos, llegamos a la casilla +3.
Lanzamos de nuevo, y sale 1:
+3+4=+7


Y así sucesivamente, puedes hacer el tablero tan grande como quieras y con números más o menos grandes para controlar los niveles de dificultad.

Este tipo de tableros puedes introducirlos con otras operaciones, colocando en la casilla además del número la operación a realizar, y será mucho más divertido para los mayorcitos. ¿Cómo termina el juego? Pues podemos poner una cuota, por ejemplo, 20, y gana el que llegue o lo supere primero.

¿Jugamos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada