viernes, 17 de noviembre de 2017

Simbología negativa para clasificar


Unas cuantas formas geométricas de gomaeva donde pegaremos una anilla de metal, unas cuantas varillas donde colgaremos una cuerda de algodón que finalizará en un imán (a modo de sedal y anzuelo), unas cuantas tarjetas donde añadiremos símbolos y símbolos tachados.


En el caso de la imagen estamos pidiendo a los niños que pesquen formas circulares pero que no sean rosas. Esto añade una dificultad dejando que el bloque no esté definido completamente, es decir podemos traer rojo, azul, verde, amarillo, ... no sabemos cuál exactamente.


Podremos ir cambiando la negación sobre otros atributos para añadir dificultad. Comenzaremos por el color, luego la forma y por útlimo el tamaño.

* gracias a mis estudiantes por la elaboración del material y a los pequeños de infantil que nos acompañaron estos días en el aula para celebrar el 175º aniversario de la Facultad de Educación de Guadalajara.

Entre macetas y jardines para aprender a contar y sumar

Este año tengo una enorme suerte, porque puedo añadir imágenes de los trabajos que realizan en clase y que están llenos de excelentes oportunidades para aprender lógica y matemáticas.
Hoy quiero presentaros el macetero:

Una caja, un poco de porexpan coloreado de marrón, unos depresores, y unas cartulinas coloreadas con forma de flor.


Un dado... ¡ y a jugar!
- Coloca 3 flores rojas.
- Coloca 3 flores que no sean azules.
- ¿Cuántas flores tenemos en total en la maceta?
- ¿Podemos regalar dos flores a cada uno de nuestros amigos?... 
Las preguntas alrededor de la maceta serían casi infinitas.


Los dados pueden indicar también el color, además del número. O incluso símbolos de las operaciones para poder ilustrarlas en forma de flor.

*Gracias a mis estudiantes de tercer curso del Grado de magisterio en Infantil (UAH) con los que tanto estoy aprendiendo.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Lógica matemática aprovechando la Navidad

Esta tarde he salido con intención de comprar el primer regalo de Navidad para mi amigo Jesús, y es que aunque parezca que falta mucho tiempo para la época porque ni los abrigos hemos sacado, en mi calle ya están las luces puestas.
Bueno, pues al entrar a la tienda me encontré algo que no pude resistir la tentación de comprar.

Dealz. Árboles de gomaeva y pompones

¡Podemos preparar con los niños árboles de Navidad para decorar la pared!

¿Qué acciones o consignas podemos dar a los niños para que trabajen pensamiento lógico?

ACCIÓN 1. Enumeración, colocaremos un pompón en cada una de las ramas del árbol, y al terminar podremos contar cuántos hay.
Como tenemos pompones de distintos colores y tamaños, podemos trabajar mezclando todos, o clasificando de manera previa.



ACCIÓN 2. Clasificamos por color, y construimos árboles con distinto número de pompones (cardinal). Por ejemplo en la imagen tenemos dos árboles de tres, uno rojo y otro verde. Como veis los árboles son de distintos tipos de gomaeva que nos permite tener más variables a las que poder atender modificando la actividad.


ACCIÓN 3. Además me he comprado decoraciones pequeñitas para decorar los árboles. Pequeñas pintas que nos permiten poner mensajes (o números) sobre los árboles para que los niños pidan a un compañero cómo construirlo. O pequeños muñecos de nieve, que podemos emparejar con dos pompones (correspondencia uno-uno) para colocarlos después sobre los árboles.


¿Se te ocurre algo más que podemos hacer con nuestros árboles de navidad?

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Las ilustraciones de la resta

Es la resta la primera de las operaciones que parece causar algunos problemas en los chiquillos que la aprenden, y hoy quiero acercarme a las ilustraciones de algunos de sus libros que considero que les confunden más de lo debido.
Fundamento esta entrada en una de las aportaciones de una de mis estudiantes en clase.
"Mi estudiante da clases particulares y allí andaba ayudando a un niño a hacer una resta a partir de una ilustración. El dibujo tenía 4 murciélagos colgados de algún lugar, y uno más que andaba ya volando marchando de la cuerda. La operación que se pedía era 4-1=. Ahí empezó el problema, cuando el niño no veía 4 murciélagos sino 5, y el resultado no era tres, sino 4 que andaban tan dormiditos allí colgados".

Podríamos tener algo parecido a esto:
Tengo dos y tengo uno para quitar, pero ¡no tengo dos!, en ambos casos el niño cuenta, y dice:
"tres estrellas" o "tres niños".
¿No sería mejor dejar esas dos "cosas" que tengo y tachar las que quiero quitar?
Quizá nos parezca algo pequeño, pero os puedo asegurar que en los ojos de un niño es un obstáculo muy grande.


martes, 24 de octubre de 2017

Mis estudiantes fabricaron un dominó

Mi entrada de hoy complementa a otra que hice hace tiempo sobre el DOMINÓ, pero esta vez mucho más enriquecida porque la han hecho mis estudiantes en clase.

Con pedazos de corteza de árbol.





Riesgo de ese material que los niños lo pongan en la boca, puede ser útil para niños más mayores.


Diseñando las formas con las que decorar

Utilizando gomaeva y rollos de papel higiénico para la elaboración de las fichas

Mariquitas numéricas

Sobre fieltro




Estos son solo algunos de los trabajos que hicieron los estudiantes del Grado de Maestro Infantil (#matesUAH), pero puede daros muchas pistas de diseño, algo que puede hacer que el niño se motive más o menos por el juego.

Bichos, un juego para aprender lógica matemática






Hace unos días en una de las estanterías de la Facultad, encontré un poco por casualidad este juego: Bichos, y me ha parecido una cosa súper divertida, y además sencillo de hacer en casa con un poco de gomaeva de colores.
Es un juego de posiciones, donde los atributos a tener en cuenta son: el tamaño, el color, el diseño del cuerpo y la emoción del rostro. Nos permite trabajar siguiendo la secuencia, de manera que permite desarrollar diferentes aspectos lógicos, atención visual y coordinación motora.




Además las piezas tienen dos caras:

Jugaríamos por ejemplo de manera similar a como lo hacemos con un dominó, pero dejamos a tu imaginación desarrollar otras normas del juego, quizá dependiendo de los atributos que pongas en juego con tus piezas.
¿Te animas a hacer caminitos de bichos?

domingo, 17 de septiembre de 2017

Pensamiento lógico con los frutos de otoño

El año pasado hice una entrada con hojas que Judit había recogido para Rodri, pero en esta ocasión he sido yo la recolectora, porque esta semana vamos a trabajar en clase de infantil con ello.

Voy a repasar con algunas imágenes, algunas acciones que podemos realizar. Mi consejo es que si lo hacemos con los niños, aprovechemos una visita al jardín de manera previa, disfrutad con los niños al aire libre es también una parte importante de su aprendizaje.

Tras la recogida, comenzaríamos clasificando los distintos productos que tengan nuestras bolsas. Es conveniente que no demos pistas a los niños y les dejemos realizar una clasificación libre, para que luego podamos comentar en grupo la decisión que han tomado

Una vez realizada la clasificación, podemos por ejemplo contar cuántos elementos tiene cada subconjunto


Los frutos a veces se organizan de dos en dos o de tres en tres, podemos trabajar términos como "el doble" o "el triple" si conseguimos unas cuantas bellotas que respondan a estos patrones

La mitad de una hoja puede servirnos para dibujar de manera simétrica cómo debe ser la otra y más tarde comparar si realmente esto es así
Hojas que no son como las demás, que se repiten en conjuntos de manera fractal que pueden ayudarnos a la construcción de pequeños patrones


Dos conjuntos, las moras y los gorritos de las bellotas, nos facilitará la correspondencia uno-a-uno entre los dos conjuntos


"Nunes y Bryant (1996) indican que los niños utilizan la correspondencia uno-a-uno para construir conjuntos equivalentes, bien a través de la correspondencia directa (es decir, a través de parejas de objetos), bien mediante el procedimiento de contar cada conjunto hasta obtener el mismo número en ambos" (1, p. 56).

Podemos ordenar por tamaño una pequeña muestra de gorritos. La actividad puede variar si les damos un gorrito de referencia y les pedimos "más grandes que" o "más pequeños que"

Referencias:
(1) Lago, M. O., Rodríguez, P., Dopico, C., & Lozano, M. J. (2001). La reformulación de los enunciados del problema: un estudio sobre las variables que inciden en el éxito infantil en los problemas de comparación. Suma, 37, 55-62.